Las rechazaron por mal elaboradas, hoy ayudan a salvar vidas | El Nuevo Herald

From elnuevoherald

Una fundación de Miami que se dedica a la moda sostenible y a reciclar textiles está convirtiendo camisas en máscaras para donarlas a policías y al personal de hospitales al tiempo que ofrece empleo a las costureras que han perdido su trabajo por la crisis causada por el coronavirus.

La iniciativa surgió cuando Upcycle Project recibió un donativo de camisas de una empresa de Fort Lauderdale que tenían la fecha incorrecta de la inauguración del estadio de una universidad de Florida, dijo a el Nuevo Herald Gabriella Smith, fundadora y directora ejecutiva de esa fundación.

Comentó que las grandes empresas de promoción les donan muchos textiles y la empresa del sur de Florida los contactó para informarles que tenían 7,500 camisas con datos mal impresos, algo que Smith dice sucede con frecuencia en la industria de la moda.

La fundación recicla ese tipo de prendas, pero ante la crisis del coronavirus y la escasez de máscaras, decidieron usarlas para elaborar mascarillas caseras.

“Hemos podido dar trabajo, pagar con las ventas a través del website, donar mascarillas a la policía de Miami Beach y a hospitales. Hemos fabricado 600 mascarillas y la meta son 12,000 y hemos donado casi la mitad de ellas”, dijo en una entrevista.

Explicó que las mascarillas que fabrican son para el uso de las personas en general que no tendrán contacto con pacientes con coronavirus y en el caso de los médicos y enfermeras las utilizan encima de las máscaras que requieren tener cumpliendo con las directrices de los Centros para el Control y Prevención de las Enfermedades (CDC).

Smith dijo que el personal médico las usas de esa forma para preservar las máscaras que se les exige tener, según los CDC..

“Ellos usan las de tela, las lavan en sus casas y se las vuelven a poner encima de las que les entregan en los hospitales”, indicó la directiva de origen venezolano y que tiene ya tres años con el proyecto en Miami.

El uso de mascarillas es ahora obligatorio en la mayoría de las ciudades del sur de Florida donde los casos de COVID-19 superan los 19,000 y las muertes son más de 400, de acuerdo con datos del Departamento de Salud del estado.

Para fabricar las máscaras, la fundación contrató a varias costureras que se habían quedado sin empleo cuando se decretó la cuarentena y muchas empresas consideradas no esenciales cerraron sus puertas.

“Al principio teníamos dos y ahora el equipo está integrado por ocho Y nos asociamos con World Red Eye (WRE) que tiene una plataforma bastante amplia de la comunidad de Miami. Yo les doné mascarillas y allí abrimos un grupo aun más grande de personas que las fabrican”, dijo Smith.

WRE es una agencia digital multimedia global que captura la cultura en Miami a través de un profundo y exclusivo fotoperiodismo y fue creada en 2010 por el famoso fotógrafo Seth Browarnik,

Smith dijo que Upcycle Project es una organización sin fines de lucro comprometida a crear conciencia sobre el impacto de la industria de la moda en las personas y el planeta.

Su misión es alentar a los creativos, diseñadores y estudiantes a repensar los desechos creados por la industria de la moda a través del reciclaje de textiles y prendas que de otro modo habrían terminado en un vertedero.


Older Post Newer Post